Parques infantiles de agua

Los Spray Park son estructuras lúdicas personalizables donde el agua es canalizada en plantas especiales y enviada a juegos divertidos e innovadores. El agua es rociada por el faro o vertida por el palo con cubos. En el Spray Park están presentes también toboganes de colores, que juntos con las numerosas otras atracciones crean un recorrido donde el divertimento y la frescura están asegurados.

 

Las estructuras verticales, de varias formas y con colores brillantes, constituyen un elemento particular de diseño atractivo y en ningún caso invadente.

El Spray Park es un área que prevé una interacción activa entre los varios elementos así que los usuarios puedan percibir el entero espacio como una única zona reservada y segura: los niños pueden jugar sin algún peligro y sin renunciar a la utilización del agua en espacios a profundidad zero; los chicos pueden inventar juegos y recorridos siempre nuevos gracias al particular sistema de activación de los chorros, mientras los adultos pueden simplemente refrescarse paseando por los juegos.

No es necesario saber nadar para utilizar un Spray Park y los padres pueden relajarse sin preocuparse por sus hijos: ¡no existe peligro de ahogamiento!

Los Spray Park son estructuras lúdicas personalizables donde el agua es canalizada en plantas especiales y enviada a juegos divertidos e innovadores.

El agua es rociada por el faro o vertida por el palo con cubos. En el Spray Park están presentes también toboganes de colores, que juntos con las numerosas otras atracciones crean un recorrido donde el divertimento y la frescura están asegurados.

Las estructuras verticales, de varias formas y con colores brillantes, constituyen un elemento particular de diseño atractivo y en ningún caso invadente.

El Spray Park es un área que prevé una interacción activa entre los varios elementos así que los usuarios puedan percibir el entero espacio como una única zona reservada y segura: los niños pueden jugar sin algún peligro y sin renunciar a la utilización del agua en espacios a profundidad zero; los chicos pueden inventar juegos y recorridos siempre nuevos gracias al particular sistema de activación de los chorros, mientras los adultos pueden simplemente refrescarse paseando por los juegos.

No es necesario saber nadar para utilizar un Spray Park y los padres pueden relajarse sin preocuparse por sus hijos: ¡no existe peligro de ahogamiento!

Contáctenos


This field is required
This field is required

Insertar un dirección valido
This field is required

Ingrese un código postal válido
This field is required
Escribe aquí tu mensaje
This field is required

Enviado!!